Blog

Combatir los miedos

Combatir los miedos

La gata del Cierzo | 30 de julio de 2019 

Os  presento a mi amiga Lana. Una perra a la que iban a sacrificar, que no era sociable, mordía a todos por el estrés que sufría y que, después de algo de trabajo y mucho amor, ahora vive feliz con su nueva familia.

Su caso, lamentablemente uno de tantos, hizo que Fernando quisiera dar un paso más en la acogida de perros con problemas, para contribuir a su sociabilización. Tras dos meses de visitar a Lana en la perrera, logró llevarla a su casa y, así, comenzó una aventura que ha terminado con su feliz adopción en otro hogar. 

Fernando es uno de los voluntarios que trabaja desde hace un par de años con la protectora Zarpa en Zaragoza, a la que yo tengo un cariño especial. Por si no lo sabéis, mi hermano gatuno Yoshi fue rescatado por ellos y, con dos meses, llegó a nuestras vidas para revolucionarlas. 

Los galgos son todo amor. Si yo tuviera un hermano perro, ¡querría que fuera un galgo! 

En Zarpa rescatan cada año a un centenar de perros y a la práctica totalidad de ellos les encuentran un hogar. También auxilian a unos 70 gatos y los convencen para que se animen a adoptar a humanos y comenzar la reconquista del mundo.   

En estos momentos, unos 50 perretes buscan su hogar definitivo, así como otros tantos gatos. Algunos tienen suerte y, mientras esperan su final feliz, pueden compartir sus días con otras familias en casas de acogida. 

Por eso, queridos humanos, es importante que si amáis a los peludos les ofrezcáis la oportunidad de permanecer en vuestras casas hasta que encuentren su lugar, para ayudar a las protectoras a seguir rescatando.

Loki, un perrazo salvajemente bueno.

Pero regresemos a Fernando. Su aventura como casa de acogida de perros se inició hace dos años con Loki, un lokito extraordinariamente bueno. Al principio, Fernando se decantó por ofrecer su casa para estancias de perros que acababan de ser operados y que necesitaban un sitio donde recuperarse. 

La experiencia le gustó y, pronto, pasó a acoger “de manera indefinida”. Con Lana aprendió lo nobles que somos los animales y descubrió, apenado, la realidad del abandono y cómo algo de ayuda y trabajo puede cambiar una vida. 

Se ha especializado en casos difíciles, en perros con problemas de sociabilización, que llegan con muchos miedos tras haber pasado por muy malas experiencias. El cariño y el tiempo todo lo curan.

A Fizi le han tenido que amputar la patita, pero ella mantiene su buen carácter.

«Ser una casa de acogida es saber que es algo temporal, aunque siempre entran ganas de quedarte a los animales que acoges, pero así ayudas a muchos más», subraya Fernando, al advertir de que, además, encontrar casas de acogida para perros es más complicado que en el caso de los gatos, ya que ellos necesitan salir a la calle y una mayor dedicación y ya sabéis que nosotros, los felinos, somos mucho más independientes y apañados.  

Asimismo, en algunos casos las casas de acogida piensan que serán estancias cortas, de uno o dos meses, pero no siempre es así, dado que mis queridos amigos perrunos tienen que estar preparados y buscarles una familia adecuada. La estancia media, de hecho, es de unos cuatro o cinco meses.

Chía y Negra viven ahora con Fernando. Ellas se adoran y se pasan el día jugando y durmiendo.

En casa de Fernando, los animales que llegan en acogida se encuentran también con la compañía de dos perros, tres gatos e, incluso, algunas gallinas, que les ayudan a superar sus miedos y a relacionarse con normalidad con otros animales. No se cómo me llevaría yo con los perros, pero lo de las gallinas sí que no lo veo nada claro…

Fernando ha ayudado a 39 perros a los que ha tenido en acogida para que superaran sus traumas. Ha subrayado que Zarpa recoge a todo tipo de animales, casos difíciles e incluso perros con graves problemas de sociabilización y a aquellos que van a ser sacrificados. Una labor digna de elogio, porque todos merecemos una segunda oportunidad y disfrutar del amor en la vida. Y, en todos los casos, del placer de robarles los sofás a nuestros humanos. 

Jalón, atento a todo lo que ocurre en el monte. Seguro que después del paseo le ha robado el sofá a Fernando.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Asociación Zaragoza Protección Animal (Z.A.R.P.A.)
  • Finalidad: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Destinatarios: No se cederán los datos a terceros, salvo obligación legal
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This